Los retenes tienen la función de sellar dos componentes mecánicos en  movimiento.

Los dos tipos más importantes de retenes son los de aceite usado en los elementos de rotación como árbol de levas y cigüeñales, y los de guía de válvulas que reducen el derrame de aceite de la tapa de cilindros para dentro de la cámara de combustión del motor.

El labio de sellado del retén de aceite es usualmente fabricado en elastómeros de acuerdo a especificación de la  montadora, y este, está en continuo contacto con el eje de rotación del motor.  Este labio es presionado sobre la superficie del  eje de rotación por medio de un aro de resorte que ajusta el labio.

Como resultado de la rotación, hay una brecha de sellado de aproximadamente 1um  en el borde del labio, lo cual permite que entre un poco de aceite y lubrique el labio del retén.

 

 

 

 

 

Retenes