La junta de tapa de cilindros proporciona un sellado estático de los pasajes de gases, líquido refrigerante, aceite lubricante y combustibles, en los motores de combustión interna, cajas de velocidades y transmisiones.
Gases y presiones que están en alrededor de 60Kg/cm2 en motores nafteros y en 158Kg/cm2 en motores diésel.
Debido a la presión efectuada en el montaje, el material se adapta y corrige de manera óptima las imperfecciones del block y de la tapa de cilindros, que junto con el coating de silicona garantiza el sellado perfecto.

Las motores de última generación, necesitan de la constante evolución de desarrollo de  juntas que resistan las altas presiones y temperaturas.
Juntas Ciccarelli tiene la solución para cada uno de estos problemas.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Juntas